LATIGAZO CERVICAL

 La lesión de latigazo cervical es una lesión del cuello provocada por una fuerte flexión forzada del cuello, primero hacia delante y después hacia atrás o viceversa. Por lo general, la lesión afecta a los músculos, los discos, los nervios y los tendones del cuello. 

La mayoría de las lesiones de latigazo cervical son el resultado de un choque, con su consiguiente aceleración y desaceleración abruptas. Muchas lesiones de latigazo cervical se producen por fuertes impactos desde atrás en accidentes automovilísticos, o como resultado de una lesión deportiva, en especial en los deportes de contacto.


La mayoría de los esguinces cervicales no son especialmente graves y podemos recuperarnos totalmente en unos meses o días si son muy leves.
El consenso médico establece unos % de recuperación de los latigazos cervicales en función del tiempo que lleva recuperarse completamente de sus síntomas.

  • El 50% de los pacientes se recupera totalmente de las molestias en un plazo de 4 a 12 semanas (1 a 3 meses)
  • Se estima que un 40% de los afectados padecerá síntomas del mismo durante un periodo aproximado de 12 meses.
  • Un 10% se cree que podrían padecer dolor crónico en el cuello durante el resto de su vida.

 Los síntomas pueden incluir:

  • Rigidez del cuello. 
  • Dolor en el cuello, en el hombro, en la parte baja de la espalda, en el brazo, en la mano o ambos.
  • Adormecimiento del brazo, de la mano o ambos. 
  • Mareos y zumbidos en los oídos. 
  • Visión borrosa. 
  • Problemas de concentración o de memoria. 
  • Irritabilidad. Insomnio. 
  • Cansancio.


Creado por Dr. Juan Miguel Alfaro Moya