ESTENOSIS DE CANAL LUMBAR

ESTENOSIS DE CANAL

La columna lumbar está formada por cinco vértebras lumbares. 

La parte anterior de las vértebras o cuerpo vertebral se une a cada uno de los siguientes mediante la intercalación de una estructura fibrosa llamado disco intervertebral. 

La parte posterior de las vértebras forma un arco óseo. La suma de todos los arcos superpuestos constituye el canal lumbar. Esta disposición ocurre de un modo análogo en la columna cervical y en la columna torácica o dorsal.

La estenosis lumbar es una condición patológica debida al estrechamiento del canal lumbar, que puede causar compresión de las estructuras neurales que se alojan en su interior, ya sea el saco dural con los nervios raquídeos, o los propios nervios raquídeos que emergen por los agujeros de conjunción.

La compresión de los nervios puede causar dolor lumbar, en los glúteos y en las piernas, cojera, dolor y disminución de la sensibilidad en las piernas. Un síntoma común es la mejoría del dolor al inclinarse hacia delante, o el agravamiento del dolor al llevar el tronco hacia atrás. Los pacientes con estenosis lumbar suelen caminar algo agachados para evitar el dolor, tienen que detenerse frecuentemente para sentarse, y caminan mejor cuesta arriba que cuesta abajo.

ESTENOSIS QUIRÚRGICA

Hay varias formas de estenosis lumbar:

La más común es la estenosis lumbar degenerativa, que ocurre a medida que avanza la edad. El crecimiento exagerado de los huesos, los ligamentos, y la deformidad de las articulaciones, puede producir estenosis generalizada (a varios niveles de la columna) o bien segmentaria (en un solo nivel vertebral). 

La estrechez condiciona un compromiso de espacio para los nervios y se producen una serie constelación de síntomas, como dolor lumbar y en los glúteos, claudicación neurógena y dolor irradiado a las extremidades. 

La claudicación neurógena es la imposibilidad de caminar de manera prolongada a causa del dolor, precisando sentarse para aliviarlo.

La estenosis lumbar congénita es menos frecuente, y puede presentarse a cualquier edad, a menudo entre los 30 y los 40 años. Se debe a una estrechez congénita del canal lumbar. Las causas no están muy claras pero posiblemente sea debido a trastornos del desarrollo en la primera infancia.

La estenosis secundaria a un desplazamiento de una vértebra hacia delante o hacia atrás. Se denomina espondilolistesis, y en función del grado de desplazamiento puede producirse mayor o menor estrechez en el segmento vertebral afectado.

 

EPIDURAL LUMBAR

 La estenosis lumbar que produce síntomas requiere tratamiento, que inicialmente será farmacológico y rehabilitador. Si no se consigue aliviar el problema, se precisarán técnicas invasivas como infiltraciones epidurales de corticoides. 

La cirugía es el último recurso, y existen diferentes técnicas quirúrgicas que pueden solucionar la estrechez. El cirujano es el responsable de escoger la mejor técnica para cada caso individual.

Creado por Dr. Juan Miguel Alfaro Moya