CONSEJOS UTILES EN EL DOLOR IRRUPTIVO o DOLOR INCIDENTAL .

DIAGNOSTICO DE DOLOR IRRUPTIVO

El DOLOR IRRUPTIVO PUEDE Y DEBE SER TRATADO.

Algunos consejos que pueden ser de utilidad a los pacientes con dolor irruptivo oncológico o no oncológico  y a sus familiares y cuidadores.

Es un dolor normal que se puede presentar aunque el dolor de fondo esté bastante controlado con los analgésicos que le han recetado.

Este dolor, a veces impredecible y de mucha intensidad, puede ser tratado y controlado y no se tiene por que sufrir.

Su médico puede recetarle un tratamiento diferente para que esté preparado para estos ataques de dolor irruptivo. 

El tratamiento eficaz no solo puede consistir en un analgésico, existen otros métodos que le pueden ayudar, como calor o frío en el lugar del dolor, técnicas de relajación, masaje, etc.


No aumente la dosis de analgésico sin consultar a su médico.

Si aumenta la dosis del analgésico que está tomando para el dolor de fondo, sin consultar a su médico, puede aumentar los efectos secundarios e, incluso, puede necesitar dosis extras para conseguir el mismo efecto analgésico. 

No se olvide de que los analgésicos opioides son medicamentos controlados y que solo pueden ser prescritos y controlados por un especialista.

Cualquier medicamento, incluso los analgésicos de venta sin receta, no deben tomarse sin consultar a su médico ya que pueden alterar el tratamiento prescrito y aumentar los efectos secundarios.

Si el dolor irruptivo se presenta no se asuste.- 

La aparición de este dolor de alta intensidad y su aparición sin previo aviso, no significa necesariamente que su enfermedad se haya agravado.

Póngase en contacto con su médico para que le recete el analgésico adecuado y que esté preparado por si este ataque de dolor vuelve a producirse. 

Mucho mejor prevenir y que , junto con el tratamiento normal para su dolor de fondo, reciba un tratamiento específico para el dolor irruptivo, para tomar exclusivamente si este dolor de alta intensidad se presenta.

Creado por Dr. Juan Miguel Alfaro Moya