DOLOR LUMBAR. MULTIFACTORIAL

Dolor lumbar es sinónimo

 de “lumbalgia” y de “lumbago”. 

Se refiere al dolor que se presenta en la zona baja de la espalda, desde donde finalizan las costillas hasta las nalgas.


Constituye uno de los motivos más frecuentes de consulta al médico, y es una de las causas más frecuentes de incapacidad laboral. 

Aproximadamente un 80% de la población padecerá dolor lumbar en algún momento de su vida.

Hoy sabemos que el dolor lumbar puede deberse a muchas causas distintas. Es imprescindible llegar a un diagnóstico correcto de la causa del dolor para poder tener éxito en el tratamiento. 

El diagnóstico debe realizarse sobre la base de una visita médica especializada, tras la cual se solicitarán las exploraciones complementarias que sean necesarias, como Radiografías, Tomografías Axiales Computerizada (TAC), Resonancia Magnética (RMN), Gammagrafía, Ecografía, Termografía, Densitometría Ósea, Electromiograma, Análisis de sangre y orina, y otras pruebas.

HERNIA DE DISCO. CIÁTICA

CIÁTICA 

 Cuando el dolor lumbar se irradia a las extremidades inferiores, popularmente se conoce con el nombre de "ciática". Este término, ampliamente utilizado, sin embargo no es preciso, ya que lo que suele estar afectado no es el nervio ciático, sino las raíces nerviosas que emergen a ambos lados de la columna lumbar y sacra. También puede existir dolor que se irradie a las extremidades inferiores, sin que esté afectada la raíz nerviosa, ya que otras estructuras de la columna, cuando se inflaman, pueden irradiarse de igual modo por las piernas. Es importante diferenciar cuál es la estructura anatómica implicada en el dolor.

OSTEOPOROSIS

 Las vértebras pueden sufrir fracturas, fisuras o aplastamientos, que pueden ser muy dolorosos, aunque no es infrecuente encontrar fracturas antiguas, ya consolidadas, en pacientes que no han tenido constancia de ello. El desencadenante para que una vértebra sufra una fractura suele ser un traumatismo de mayor o menor envergadura, como una caída. Sin embargo, en pacientes de edad, con osteoporosis avanzada, o con otras enfermedades, pueden darse fracturas con traumatismos mínimos (por ejemplo, un golpe de tos), o incluso sin traumatismo. La Vertebroplastia y la Cifoplastia permiten un alivio del dolor casi inmediato.Para pacientes que no sean candidatos a técnicas de cementación vertebral y cuyo dolor no sea controlable con los medicamentos de que se dispone, existe la posibilidad de emplear una infusión continua de fármacos a nivel espinal, ya sea mediante una bomba de infusión externa o con una bomba totalmente implantable y programable

Creado por Dr. Juan Miguel Alfaro Moya