INICIO




TRATAMIENTO  


PRECOZ 


DE LA ARTROSIS 


CON PRP-FG:








Esta terapia se utiliza para tratar la OSTEOARTROSIS de las articulaciones (codo, rodilla, cadera, tobillos, dedos, columna y hombros), TENDINOPATIAS Y LESIONES LIGAMENTARIAS así como en HERNIAS DE DISCO LUMBAR Y CERVICAL  y en el DOLOR MUSCULAR.  


El empleo de PLASMA RICO EN PLAQUETAS permite obtener de su propia sangre, unas proteínas mediadoras (denominados factores de crecimiento) que intervienen anulando la acción destructiva de la inflamación y mejorando el dolor y la inflamación de rodillas, hombros, espalda, codos, tobillos, etc.  

 La terapia PRP-FG trabaja inhibiendo la inflamación que a menudo acompaña a las enfermedades articulares, a la irritación de la raíz nerviosa o a las lesiones en tendones y músculos. Es una terapia autóloga y no precisa el uso de sustancias químicas para producir su efecto.Este tratamiento no tiene efectos secundarios. Se realiza extrayendo una cantidad de sangre que se procesa en el laboratorio y posteriormente se aplica en al consulta. 



Existen tres ventajas básicas de PRP-FG



frente a las terapias actuales de la artrosis. 



  •  La primera de ellas, es un tratamiento basado en la inyección de proteínas extraídas del propio paciente, con efectos anti-inflamatorios y regeneradores; por lo que no existen efectos secundarios ni posibilidad de que el cuerpo las rechace; siendo muy bien tolerada.
  • La segunda ventaja básica es que los resultados que ofrece PRP-FG son mucho más positivos y superiores a las actuales alternativas no quirúrgicas para tratar la artrosis; reduce el dolor y mejora la resistencia y la movilidad de la zona tratada. 
  • Y por último, el mantenimiento de la mejoría a largo plazo. 

Sus efectos beneficiosos pueden durar hasta dos años. 




Este tratamiento no se recomienda si:



  • Está sufriendo una infección aguda o fiebre.
  • Ha padecido episodios de diarrea en los últimos tres días.
  • Ha tomado de antibióticos en la semana anterior.
  • Ha recibido una vacuna en las últimas cuatro semanas.

Creado por Dr. Juan Miguel Alfaro Moya